Libreta Del Autor

Escribir es volar en sueños.

Cuando te acuerdas. Cuando puedes. Cuando funciona.

Es así de fácil.

Advertisements

SE7EN

GLUTTONY

TH3 NOW

“Long is the way, and hard, that out of HELL leads up to light.”                                            Today I saw a vagrant sitting nearby as I waited for the subway to arrive. One of society’s lost misbegotten children left to fend for themselves in a cruel empty world. To them, he’s invisible. They pass him by as if his fate means less to them than that of a gnat or some inconsequential fly. As if he is beyond notice in the grandeur that is the canopy of motion that is their life. Or if visible, some inky spot smeared across the blank canvas of mass conciousness, a messy stain on society’s perpetual façade of white bleached perfection that feigns ignorance of its presence and justifies its existence by rewarding it with absence and apathy.

-Spare some change?

Strange, we are so alike. The world does not take notice… unless we make them.

– Help…me.

There is so much sin in the world… it chokes and suffocates the lives of all it touches.

– Please… let me go.

It blankets the city in a shroud of endless despair and death. An empty promise made by humanity to a god that has long been forgotten.

– Don’t hurt me. Please. Oh, God PLEASE don’t kill me!

So it falls on me to make them remember. It falls on me to bring them out of the dark…

– Why… why are you doing this?

…into de light.

– Why me?

Because

– You sinned.

– No, don’t! please, no! I have money.

He lies.

– I have lots of money. I… I can GIVE it to you. All of it. If you just let me go.

Even in their final moments their soul means nothing to them. Their dignity even less.

– I won’t say anything. I promise. Just please…

The lies continue to spew from his mouth and I am almost tempted to tape it shut. But I don’t. I need his mouth open for what is to come.

– Huhh… I don’t wanna die!

Neither did the messiah or the prophets of old that came before him. but unlike him, they learned at quite an early age that in order for change to be made… one must be willing to make… SACRIFICES

– Shhhhhh

– I…I…I don’t understand.

– Eat

– Okay. I’ll eat. I’ll eat whatever you want. Just…just take it easy, okay? just…

– Offfpppth

– Eat!

Fig.20.- ACUTE DESTRUCTIVE PLAUT

FOR THE DRUNKARD AND THE GLUTTONOUS SHALL COME TO POVERTY AND DROWSINESS SHALL CLOTHE A MAN WITH RAGS. (PROVERBS 23:21)

THEIR GOD IS THEIR STOMACH

TH3 TH3N

Chubby, tubby, fatty. If you’ve heard one, you’ve heard them all… and being as big as I am. Trust me when I say  I’ve heard them all. It’ s one of the reasons I rarely go out. You never get used to it. It never stops. Each day a new word. Each hour an old hurt. Each second a constant reminder of what the world sees when it looks in your direction. This is my world. A place where each disgusted glance, each word, each syllable, hits with the same force of a brick smashing your self-steem to pieces bit by bit by tiny bit. The stares. The whispers. The low-voiced taunts and snickers. The well-intentioned comments that filter regardless of how quiet or loud the voice is behind them. Every moment of every day of every year is the same thing day after day after day. So I eat. And for a little while, the hole inside doesn’t feel so empty… so hollow. I don’t like the way I am but I just can’t help it. I like to eat. But no matter how much I eat… I still feel empty.

Nadie nos mira (J.L. Peixoto)

Caminé por la noche. Los lugares por donde pasé y que me llevaban a ella no eran las calles. Mis pies pisaban la tierra seca y el polvo, pero yo no era eso, yo avanzaba por la noche. Y lo que ahora digo así, noche, era un silencio fresco, negro y necesario; me envolvía, y tal vez flotara. No eran las calles. Sin embargo, si busco en la memoria, sé que encontraré esas calles que van de mi casa a la casa de ella, sé que encontraré la cara de la gente que me ve bien vestido y me dice buenas noches con una sonrisa que quiere decirme otras cosas, sé que recuerdo las estrellas allá arriba en una indefinición. Y todo eso en que no reparé, pero que me llega como un recuerdo olvidado, contado por alguien que asegura que fue así, sucedió antes de la única cosa que sucedió verdaderamente esa noche, en mi vida. Y todo este tiempo antes me parece haber perdido el sentido. Una nube descendió sobre este tiempo antes, o siempre he estado dentro de una nube en ese tiempo antes. Dentro de una nube aprendí los colores pálidos de la niebla y creí que la tierra era de castaño desvaído, que la hierba era de un verde desvaído, que la luz no existía. Y en los últimos momentos de ese tiempo antes de todo, ignorante y ciego, caminé por la noche. Subí los últimos escalones de la noche. Casi llegando. Sin saber. Antes…

INSTRUCCIONES

INSTRUCCIONES (en el mundo de Faerie)

A Poem by Neil Gaiman

Toca la valla de madera que ves en la pared y que nunca antes

habías visto

Di “por favor” antes de abrir la puerta,

entra,

baja por el sendero.

La puerta principal está pintada de verde,

y tiene una aldaba,

un diablillo de bronce rojo;

No lo toques, te morderá los dedos.

Date una vuelta por la casa. No cojas nada. No comas nada.

No obstante,

si una criatura te dice que tiene hambre,

dale de comer.

Si te dice que está sucia,

lávala.

Si se queja de dolor,

y siempre que puedas,

alivia su sufrimiento.

Desde el jardín trasero podrás divisar el bosque.

Pasarás junto a un pozo muy hondo que lleva a los dominios

del Invierno:

lo que hay allá en el fondo es otro país distinto.

Si al llegar a este punto das media vuelta,

podrás regresar sin correr ningún peligro;

No te supondría el menor desdoro. No voy a pensar mal de ti.

Cuando llegues al final del jardín te encontrarás en el bosque.

Es un bosque centenario. Oculto en la maleza, alguien te vigila.

Una viejecita está sentada bajo un árbol sarmentoso.

Puede que te pida algo;

Dáselo. Ella te señalará el camino para llegar hasta el castillo. En

su interior

hay tres princesas

no te fíes de la más joven. Sigue caminando.

En el claro que hay más allá del castillo verás

a los doce meses del año sentados alrededor del fuego,

calentando sus pies mientras intercambian cuentos.

Pueden hacerte algún que otro favor, si les tratas con cortesía.

Quizás puedas coger fresas en la escarcha de Diciembre.

Confía en los lobos, pero no les digas

a dónde vas.

Para cruzar el río, toma el ferry.

El patrón te llevará.

(La respuesta a su pregunta es ésta:

Si le pasa el remo a su pasajero, él

quedará libre y podrá abandonar el barco.

Pero asegúrate de estar a una distancia prudente cuando se lo

digas.)

Si un águila te regala una pluma, guárdala bien.

Recuerda: que los gigantes tienen el sueño muy pesado;

La codicia es la perdición de las brujas;

Los dragones tienen un punto débil; no sabría decir cuál,

pero todos los tienen;

los corazones pueden estar muy bien escondidos,

y tu lengua podría delataros.

No envidies a tu hermana:

soltar rosas y diamantes por la boca

no es menos molesto que

soltar sapos y culebras:

los diamantes son fríos y duros, y además cortan.

Recuerda tu nombre.

No pierdas la esperanza: encontrarás lo que buscas.

Confía en los fantasmas. Confía en aquellos

a quienes has ayudado, porque te ayudarán a su vez.

Ten fe en los sueños.

Ten fe en tu corazón, y también en tu historia.

Cuando regreses, vuelve por donde viniste.

Todo favor será correspondido, toda deuda será liquidada.

Cuida siempre tus modales.

No mires atrás.

Cabalga sobre el águila sabia (no te caerás)

Cabalga sobre el pez de plata (no te ahogarás)

Cabalga sobre el lobo gris (agárrate bien a su pelo).

 

Hay una lombriz en el corazón de la torre;

Por esa razón acabará desplomándose.

 

Cuando llegues a la casita donde

comenzó tu viaje,

la reconocerás de inmediato, pero se te antojará

mucho más pequeña que al principio.

Sube por el sendero, cruza la puerta

que da al jardín y que nunca habías visto antes de iniciar

el viaje.

Ahora ya puedes volver a tu hogar.

O fundar uno nuevo.

O descansar.

Nicholas Was (a Poem by Neil Gaiman)

Nicholas Was…

older than sin, and his beard could grow no whiter. He wanted to die.

The dwarfish natives of the Arctic caverns did not speak his language, but conversed in their own, twittering tongue, conducted incomprehensible rituals, when they were not actually working in the factories.

Once every year they forced him, sobbing and protesting, into Endless Night. During the journey he would stand near every child in the world, leave one of the dwarves’ invisible gifts by its bedside. The children slept, frozen into time.

He envied Prometheus and Loki, Sisyphus and Judas. His punishment was harsher.

Ho.

Ho.

Ho.

MERRY CHRISTMAS

(Neil Gaiman)

Si queréis ver el vídeo en youtube os dejo el link:

Nicolás era…

más viejo que el pecado y su barba no podía ser más blanca. Quería morir.

Los enanos de las cavernas árticas no hablaban su idioma, pero conversaban en su propio gorjeo, mientras realizaban rituales incomprensibles, cuando no trabajaban en las fábricas.

Una vez al año le obligaban, entre sollozos y protestas, a adentrarse en la Noche Infinita. Durante el viaje, se acercaba a cada niño del mundo y dejaba un regalo invisible de los enanos junto a su cama. Los niños dormían, inmóviles en el tiempo.

Prometeo, Loki, Sísifo, Judas… Les envidiaba. Tenía el castigo más duro.

Jo.

Jo.

Jo.